top of page

Nieve y Golf

Cómo prepararse y disfrutar del golf en el invierno patagónico.


Chapelco Golf Club funciona todo el año, la oficina de golf recibe el parte del greenkeeper e informa diariamente si se habilita o no la cancha y en qué horarios dadas las condiciones climáticas. Para jugar hay que esperar a que la nieve se vaya y estas condiciones solo dependen de la naturaleza.


El parte se difunde diariamente entre el grupo de WA de socios así como también se publica en nuestro sitio web: https://www.chapelcogolf.com/


¡IMPORTANTE! La nieve no afecta al campo de juego gracias a su diseño y al trabajo del equipo a cargo, funciona como un manto tal como un freezer, pero si caminamos sobre ella o sobre una helada, el césped se quema y es muy difícil recuperarlo.


Jugar al golf en temporada invernal


El invierno hace que la bola vuele mucho menos que en verano porque la densidad del aire es mayor, es más pesada y representa para los jugadores como “pegar contra una muralla, -queda y baja-”. Al ser hecha de caucho, no tiene la elasticidad que obtiene en contextos de temperaturas más altas cuando el aire es mucho más liviano que le da más movilidad, flexibilidad y aerodinámica. Siendo así, el frío impone otros desafíos y jugar con dos palos más de los que se utilizan en verano.


Como consejo, debemos estar atentos a que la pelota quede siempre en un buen lie ya que hay más “pocitos” donde no crece el pasto por estas épocas. Se puede hacer un lie mejorado en el invierno, pero jugar a la pelota “como queda”, nos exige aprender más y pegarle mucho mejor cuando empiece la temporada estival.


Equipamiento


Es necesario contar con la indumentaria adecuada. Ropa térmica diseñada para bajas temperaturas, en capas y buenos guantes en ambas manos, siempre siguiendo el código de vestimenta que las normas del club imponen.


En la bolsa, tal vez al inicio no deben llevar todos los palos porque ya con un medio juego alcanza para empezar a practicar otro tipo de tiros.


Entrenamiento


Es necesario entrar en calor con más ejercicios que en el verano, aunque al cuerpo siempre hay que activarlo, los jugadores se exponen a muy bajas temperaturas, lluvias o agua nieve.


Se pueden tomar clases de golf indoor, en el espacio diseñado para ese fin, hay espejos para ver más posiciones de movimiento y del vuelo de la pelota que suman para mejorar la técnica.


En el invierno un excelente plan es esquiar por la mañana y a la tarde jugar al golf completando una jornada deportiva ideal para los fans de ambas disciplinas.


Agradecemos a Christian Müller, Head Pro, que desde Alemania nos envió la información y este video con buenos consejos.









Komentáře


bottom of page